Las figuras de San Juan Bautista y San Juan Evangelista flanquean el gran cuadro central de la Asunción en el altar mayor en la iglesia de Santo Domingo el Antiguo de Toledo. El Retablo mayor de Santo Domingo el Antiguo de Toledo es un retablo realizado por El Greco entre 1577 y 1579, el primer encargo importante recién llegado a España y conseguido gracias a Diego de Castilla que había conocido en Roma. Le proporcionó inmediata fama. El encargo total consistió en nueve lienzos, siete para el retablo mayor y otros dos para dos altares laterales. De ellos en la actualidad solo quedan tres pinturas originales en el retablo, San Juan Evangelista y San Juan Bautista en el retablo mayor y la Resurrección del altar lateral de la derecha. Los demás han sido vendidos y sustituidos por copias. A diferencia de la Asunción, que está sustituido por una copia, Estas pinturas permanecieron en situ.