El apóstol Santiago el Menor, es llamado el Menor, para distinguirlo del hermano de Juan. es mencionado por san Pablo en Gálatas 1:19. Fue el primer Obispo de Jerusalén y desarrolló una intensa actividad evangelizadora entre los judíos de esta ciudad. La tradición lo presenta como un hombre austero, exigente consigo mismo y lleno de bondad con los demás. Fue columna de la Iglesia primitiva, junto a Pedro y a Juan. Murió mártir en Jerusalén hacia el año 62. Es autor de una de las Epístolas Católicas. El apóstol Santiago el Menor es una obra de El Greco, realizada en 1609 durante su último período toledano. Se conserva en la Catedral de Santa María de Toledo. Esta obra forma parte, junto con San Juan Evangelista y otras obras, del Apostolado que elaboró el pintor por instrucciones del cardenal Bernardo de Sandoval y Rojas. El apóstol Santiago el Menor viste túnica amarilla, manto azulado y porta un libro, al que apunta con su mano derecha. Sin embargo, el verdadero centro de atención es el rostro del santo, iluminado con elegancia y belleza. Los pesados ropajes impiden contemplar la anatomía del discípulo, de acuerdo a los cánones de la Escuela veneciana.