S09.03

INSTITUTO DE ESTUDIOS BÍBLICOS SAN MATEO
Omnia  in  gloriam  Dei  Facite
vera et una Trínitas, una et summa Deítas, sancta et una Unitas

Devociones 09
Please, link this html page
http://www.iebsm.com/ 

 Evangelio San Mateo 02 02 Cronológico 03 Autores 03 Cronología 05 Doctores 07 Lecturas L.H. 09 Lecturas Misa 09
a

Santo Rosario

Rezo Gozosos (L-S) Dolorosos (M-V) Gloriosos (X-D) Luminosos (J) Letanías Páginas

El Rosario de la Virgen María, difundido gradualmente en el segundo milenio bajo el soplo del Espíritu de Dios, es una oración apreciada por numerosos santos y fomentada por el Magisterio. En su sencillez y profundidad, sigue siendo también en este tercer milenio, apenas iniciado, una oración de gran significado, destinada a producir frutos de santidad. Se encuadra bien en el camino espiritual de un cristianismo que, después de dos mil años, no ha perdido nada de la novedad de los orígenes, y se siente empujado por el Espíritu de Dios a "remar mar adentro" (duc in altum!), para anunciar, más aún, "proclamar" a Cristo al mundo como Señor y Salvador. (Rosarium Virginis Mariae. Juan Pablo II)

REZO DEL SANTO ROSARIO

T. Por la señal de la santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro.
    En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
Amén.

T. Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero. Creador Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois. Bondad infinita y por que os amo sobre todas las cosas, me
    pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo
    firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta.
Amén.

V. Abrid, Señor, mis labios,
R.
Y mi boca proclamará vuestra alabanza.

V. Oh, Señor, ven en mi ayuda.
R.
Y apresúrate a socorrerme.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

MISTERIOS GOZOSOS (lunes y sábado)

1

La Encarnación del Hijo de Dios.

En el sexto mes fue enviado el ángel Gabriel de parte de Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de nombre José, de la casa de David, y el nombre de la virgen era María. (Lc.1,26-27)

2

La Visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel.

Por aquellos días, María se levantó, y marchó deprisa a la montaña a una ciudad de Judá;y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y en cuanto oyó Isabel el saludo de María, el niño saltó de gozo en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo. (Lc.1,39-41)

3

El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén.

En aquellos días se promulgó un edicto de César Augusto, para que se empadronase todo el mundo. Este primer empadronamiento fue hecho cuando Quirino era gobernador de Siria. Todos iban a inscribirse cada uno a su ciudad. José como era de la casa y familia de David, subió desde Nazaret, ciudad de Galilea, a la ciudad de David llamada Belén, en Judea, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que, estando allí, le llegó la hora del parto, y dió a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, porque no hubo lugar para ellos en la posada. (Lc.2,1-7)

4

La Purificación de Nuestra Señora. Y cumplidos los días de su purificación según la Ley de Moisés, lo llevaron a Jerusalén para presentarlo al Señor, como está mandado en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor; y para presentar como ofrenda un par de tórtolas o dos pichones, según lo mandado en la Ley del Señor. (Lc.2,22-24)

5

El Niño Jesús perdido y hallado en el templo.

Sus padres iban todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua. Y cuando tuvo doce años, subieron a la fiesta, como era costumbre. Pasados aquellos días, al regresar, el niño se quedó en Jerusalén, sin que lo advirtiesen sus padres. Suponiendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino buscándolo entre los parientes y conocidos, y como no lo encontrasen, retornaron a Jerusalén en busca suya. Y ocurrió que, al cabo de tres días, lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los doctores, escuchándoles y preguntándoles. Cuantos le oían quedaban admirados de su sabiduría y de sus respuestas. (Lc.2,41-47)

Subir (Cada misterio: Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria)

MISTERIOS DOLOROSOS (martes y viernes)

1

La Oración de Nuestro Señor en el Huerto.

Entonces llegó Jesús con ellos a una finca llamada Getsemaní, y dijo a los discípulos: Sentaos aquí mientras voy allá a orar. Y llevándose a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, empezó a entristecerse y a sentir angustia. Entonces, les dijo: Mi alma está triste hasta la muerte. Quedaos aquí y velad conmigo. Y adelantándose un poco, se postró rostro en tierra mientras oraba diciendo: Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz; pero no sea como yo quiero, sino como quieras Tú. (Mt.26,36-39)

2

La Flagelación del Señor.

Entonces Pilato tomó a Jesús y mandó que lo azotaran. (Ioh.19,1)

3

La Coronación de espinas.

Entonces los soldados del procurador llevaron a Jesús al pretorio y reunieron en torno a él a toda la cohorte. Le desnudaron y le pusieron una túnica roja y, trenzando una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza, y en su mano derecha una caña; se arrodillaban ante él y se burlaban diciendo: Salve, Rey de los Judíos. (Mt.27,27-29)

4

Jesús cargado con la Cruz a cuestas.  Y a uno que pasaba por allí, que venía del campo, a Simón de Cirene, el padre de Alejandro y de Rufo, le forzaron a que llevara la cruz de Jesús. Y lo llevaron al lugar del Gólgota, que significa lugar de la Calavera. (Mc.15,21-22)

5

Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.

Cuando llegaron al lugar llamado Calvario, le crucificaron allí a él y a los ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda. Y Jesús decía: Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen. Y se repartieron sus vestidos echando suertes. El pueblo estaba mirando, y los jefes se burlaban de él y decían: Ha salvado a otros, que se salve a sí mismo, si él es el el Cristo de Dios, el elegido. Los soldados se burlaban también de él; se acercaban y ofreciéndole vinagre decían: Si tú eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo... Era ya alrededor de la hora y las tinieblas cubrieron toda la tierra hasta la hora nona. Se oscureció el sol y el velo del Templo se rasgó por medio. Y Jesús clamando con una gran voz dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y diciendo esto expiró. (Lc.23,33-46)

Subir (Cada misterio: Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria)

MISTERIOS GLORIOSOS (miércoles y domingo)

1

La Resurrección del Señor.

Al día siguiente del sábado, muy de mañana, llegaron al sepulcro trayendo los aromas que habían preparado; y encontraron que la piedra estaba removida del sepulcro. Pero al entrar, no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Y sucedió que estando desconcertadas por este motivo, he aquí que se le presentaron dos varones con vestiduras refulgentes... ellos les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí, sino que ha resucitado. (Lc.24,1-6)

2

La Ascensión del Señor. 

El Señor, Jesús, después de hablarles, se elevó al Cielo y está sentado a la derecha de Dios. (Mc.16,19)

3

La Venida del Espíritu Santo. 

Al cumplirse el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un mismo lugar y de repente sobrevino del cielo un ruido, como de viento que irrumpe impetuosamente, y llenó toda la casa en la que se hallaban. Entonces se les aparecieron unas lenguas como de fuego, que se dividían y se posaron sobre cada uno de ellos. Quedaron todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas según el Espíritu les hacía expresarse. (Act.2,1-4)

4

La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.

Por eso desde ahora me llamarán bienaventurada todas las naciones. Porque ha hecho en mi cosas grandes el Todopoderoso. (Lc.1,48-49)

5

La Coronación de la Santísima Virgen.

Una gran señal apareció en el cielo: Una mujer vestida de sol, la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. (Ap.12,1)

Subir (Cada misterio: Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria)

MISTERIOS LUMINOSOS (jueves)

1

El Bautismo de Jesús en el Jordán.

Inmediatamente después de ser bautizado, Jesús salió del agua y he aquí que se le abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que descendía en forma de paloma y venía sobre él. Y una voz del Cielo que decía: Este es mi hijo, el amado, en quien me he complacido. (Mt.3,16-17)

2

Las bodas de Caná.

Al tercer día se celebraron  unas boda en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús. También fueron invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. Y, como faltara el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús les respondió: Mujer, ¿qué nos va a ti y a mí? Todavía no ha llegado mi hora. Dijo su madre a los sirvientes: Haced lo que él os diga. (Ioh.2,1-5)

3

El anuncio del Reino de Dios. 

El tiempo de Dios se ha cumplido y está cerca el Reino de Dios; haced penitencia y creed en el Evangelio. (Mc.1,15)

4

La Transfiguración del Señor. 

Seis días después, tomó Jesús consigo a Pedro, Santiago y a Juan su hermano, y los llevó a ello solos a un monte alto, y se transfiguró ante ellos, de modo que su rostro se puso resplandeciente como el sol y sus vestidos blancos como la luz. (Mt.17,1-2)

5

La institución de la Eucaristía. 

Mientras cenaban, tomó Jesús pan y pronunciando la bendición, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: Tomad y comed; esto es mi Cuerpo. Y, tomando el cáliz y habiendo dado gracias, se lo dio diciendo: Bebed todos de él; porque ésta es mi Sangre de la nueva alianza, que es derramada por muchos para remisióm de los pecados. (Mt.26,26-27)

Subir (Cada misterio: Padrenuestro, 10 Avemarías y Gloria)

Al terminar los cinco misterios:

V. Dios te salve, María, Hija de Dios Padre, llena eres de gracia...  
R.
Santa María...

V. Dios te salve, María, Madres de Dios Hijo, llena eres de gracia...  
R.
San María...

V. Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia...  
R.
San María...

LETANÍAS

  Ruega por nosotros  
  • Señor
  • Ten piedad de nosotros
  • Cristo
  • Ten piedad de nosotros
  • Señor
  • Ten piedad de nosotros
  • Cristo óyenos
  • Cristo óyenos
  • Cristo escúchanos, Cristo escúchanos
  • Dios Padre celestial
  • Ten piedad de nosotros
  • Dios Hijo redentor del mundo
  • Ten piedad de nosotros
  • Dios Espíritu Santo
  • Ten piedad de nosotros
  • Santísima Trinidad, que eres un solo Dios
  • Ten piedad de nosotros
  • Santa María 
  • Santa Madre de Dios
  • Santa Virgen de las vírgenes

 

  • Madre de Cristo
  • Madre de la Iglesia
  • Madre de la divina gracia
  • Madre purísima
  • Madre castísima
  • Madre virginal
  • Madre inmaculada
  • Madre amable
  • Madre admirable
  • Madre del buen consejo
  • Madre del Creador
  • Madre del Salvador

 

  • Virgen prudentísima
  • Virgen digna de veneración
  • Virgen digna de alabanza
  • Virgen poderosa
  • Virgen clemente
  • Virgen fiel

 

  • Espejo de justicia
  • Trono de la sabiduría
  • Causa de nuestra alegría
  • Vaso espiritual
  • Vaso digno de honor
  • Vaso insigne de devoción
  • Rosa mística
  • Torre de David
  • Torre de marfil
  • Casa de oro
  • Arca de la alianza
  • Puerta del cielo
  • Estrella de la mañana
  • Salud de los enfermos
  • Refugio de los pecadores
  • Consuelo de los afligidos
  • Auxilio de los cristianos
  • Reina de los ángeles
  • Reina de los patriarcas
  • Reina de los profetas
  • Reina de los apóstoles
  • Reina de los mártires
  • Reina de los confesores
  • Reina de las vírgenes
  • Reina de todos los santos
  • Reina concebida sin pecado original
  • Reina elevada al cielo
  • Reina del santísimo rosario
  • Reina de las familias
  • Reina de la paz

 

 
  • Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor
  • Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor
  • Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros

    Oremos:
  • Te rogamos, Señor, que nos concedas a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo y, por la gloriosa intercesión de la bienaventurada Virgen María, seamos librados de la tristeza presente y disfrutemos de la eterna alegría. Por Cristo nuestro Señor.

    Amén.
  • Por las necesidades de la Iglesia y del Estado. (Pad.Ave.Gloria.)
  • Por el Señor Obispo de la diócesis. (Pad.Ave.Gloria.)
  • Por las almas benditas del Purgatorio. (Pad.Ave. Requiescant in pace. Amen)

Subir