INSTITUTO DE ESTUDIOS BÍBLICOS SAN MATEO
Omnia  in  gloriam  Dei  Facite

  

EXAMEN

En el nombre del Padre... El Señor todopoderoso nos conceda una noche tranquila y una muerte santa. ¡Dios mío y Señor mío! te doy gracias por todos los beneficios que hoy me has concedido. Te pido perdón de todas las faltas que he cometido durante este día, me pesa de todo corazón haberte ofendido y propongo firmemente nunca mas pecar, ayudado por tu divina gracia. Amén.

            ¿Me he acordado con frecuencia de Dios, mi Padre?
¿Le he dado gracias y he acudido a El con la confianza de un hijo?
 
¿Le he ofrecido mi trabajo y he procurado hacerlo con perfección?
 
¿He rezado con pausa y atención mis deberes de piedad?

            ¿He tratado con respeto y delicadeza a los que me rodean habitualmente?
 
¿He procurado hacerles la vida más agradable y acercarlos más a Dios?

            ¿He tratado a alguien con rudeza o menosprecio?
 
¿He hablado mal de alguno?
¿He sabido perdonar?

     ¿He rezado y me he sacrificado por la Iglesia, por el Papa, Obispos, y aquellos que el Señor ha puesto cerca de mi?
 ¿He luchado hoy por mi propia santificación?
¿Me he dejado llevar por mi orgullo en algún momento?
¿Me han dominado sentimientos de sensualidad?
¿He aprovechado el tiempo?
 
¿Qué propósito concreto le agradaría a Dios que yo viviera mañana?

Señor pequé, ten piedad y misericordia de mi.

Comentario

ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero,  Creador, Padre y Redentor mío por ser Vos quien sois­ y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido. También me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.

Oración:
Visita, Señor esta habitación, aleja de ella las insidias del enemigo, que tus santos ángeles habiten en ella y nos guarden en paz y que tu bendición permanezca siempre con nosotros. Por Jesucristo nuestro Señor.
El Señor todopoderoso nos conceda una noche tranquila y una muerte santa. Amén.